Excelente
Opiniones de Clientes
9,9/10
Tardaron más tiempo del habitual en entregarme el producto, pero me escribieron para avisarme y me compensaron con un regalito. A pesar de la espera estoy contenta.
Cerrar
¡Quédate en nuestra tienda
durante los próximos 7 minutos,
y te daremos un obsequio muy especial!
h
Sólo válido para hoy.
   Reuniones Tapersex   |   Empresas y Mayoristas   |   Personalizaciones   |   Afiliados   |   Trabajar    
Atención Telefónica
WhatsApp
 | 
Inicio » Artículos » Érase una vez... el preservativo

Érase una vez... el preservativo

 
 

"El conde le acarició el muslo de nuevo, y esta vez ella se lo permitió. La besó y levantó lentamente la larga falda de su vestido negro de ama de llaves. Ethel llevaba medias de media pierna, y Fitz le acariciaba las rodillas desnudas. Por encima llevaba unos calzones largos de algodón. Le acarició las piernas por encima del algodón y acercó la mano al punto donde se unían sus muslos. Cuando la tocó ahí, Ethel lanzó un gemido y levantó las caderas para sentir el roce de su mano.

- Quítatelos -susurró él.
-¡No!
Fitz encontró el cordón en la cintura. Estaba atado con un lazo y lo deshizo de un tirón.
Ell volvió a poner su mano sobre la del conde.
- Para.
- Sólo quiero tocarte ahí.
- Yo lo quiero más que tú -replicó ella-. Pero no.
Fitz se arrodilló en la cama.
- No haremos nada que no quieras -le dijo-. Te lo prometo.

Entonces agarró los calzones con ambas manos y los rasgó.
Ethel dio un grito de sorpresa, pero no opuso resistencia. Fitz volvió a tumbarse y la exploró con la mano. La chica abrió las piernas de inmediato. Cerró los ojos y empezó a jadear, como si hubiera corrido. El conde suposo que nadie la había tocado de aquel modo antes, y una vocecilla le dijo que no se aprovechara de su inocencia, pero había sucumbido al deseo y ya no escuchaba.

El conde se desabrochó los pantalones y se puso encima de ella.
- No-dijo Ethel.
- Por favor.
- ¿Y si me quedo embarazada?
- Me apartaré antes de acabar.
- ¿Me lo prometes?
- Te lo prometo -dijo, y se introdujo en ella."

Este texto lo hemos extraído del libro La Caída de los Gigantes de Ken Follet basado en la Primera Gerra Mundial pero no deja de estar de actualidad ni deja de ser verdad ya que hay muchas personas que practican sexo sin protección y usa la marcha atrá.

En aquel momento podían tener excusa pero hoy en día, con toda la información que tenemos y el acceso fácil a los anticonceptivos, no tenemos justificación válida para realizar la marcha atrás. Y no, no sirve lo de "es que me corta el rollo" o "es que el condón se nota mucho"; hay tantas variedades de preservativos que seguro encontráis aquel que mejor os va y, además, si lo integráis de manera sensual a la hora de practicar sexo, seguro que no pensaréis que os quita el morbo.

Dale un vistazo a todos los preservativos disponibles y ¡disfruta de manera segura!


Productos relacionados: Preservativos
Publicado el 30/10/2012 20:43:50 por Lucre
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            


 

 
Escribir un nuevo Comentario
Escribe un comentario sobre este artículo y tras ser revisado será publicado.
Tu  nombre: 
Tu e-mail: 
(no se mostrará)
 
Comentario: 
 
Puntuación: 
 |    
(Pésimo)  (¡¡Excelente!!)
Carrito de Compra
0 productos 
0 Puntos 
TOTAL: 0€ 


Marcas
Ir a

« Ver todas las Marcas »
¡Recomiéndanos!
¡Recomienda Condonia.com a un amigo!

Condonia.com tiene una valoración media de 8.58 sobre 10 según 765 valoraciones y opiniones. Preservativos siempre contigo
  Condonia.com - Grupo Tiendas Eróticas - Condonia, S.L. 2019 © Todos los derechos reservados