Cerrar
¡Quédate en nuestra tienda
durante los próximos 7 minutos,
y te daremos un obsequio muy especial!
h
Sólo válido para hoy.
   Reuniones Tapersex   |   Empresas y Mayoristas   |   Personalizaciones   |   Afiliados   |   Trabajar    
Atención Telefónica
902 998 948 / 933 252 131
Buscar
E-mail: Contraseña:  | 
Envío en 24h
Desde 2,99€
Gratis desde 69€
Discretos | Sin distintivos
Tiendas Físicas
Filtra por Precio
Filtrar por
Boletín - Newsletter
¡Recibe nuestro boletín informativo y no te pierdas todas nuestras novedades!
Nombre:
E-mail:

¡Recomiéndanos!
¡Recomienda Condonia.com a un amigo!
Nombre:
E-mail:

Inicio » Artículos » Todos los Artículos Publicados

Blog de Condonia.com



Encuentra todas las Noticias publicadas en Condonia.com de forma periódica y ordenadas de forma cronológica.


Si dispones de página web puedes enlazarnos desde el   RSS de Condonia.com.


21 ABR 2013

Ideas sexuales para tus momentos íntimos

Publicado por Lucre

Para los que vivan en Catalunya, ¡ya se acerca Sant Jordi! y desde aquí os animamos a que tengáis un Sant Jordi romántico, sí, pero también sexual. ¿Qué mejor manera para demostrarle tu amor que de manera apasionada en la cama? Os proponemos algunas ideas para que lo tengáis todo controlado en un día tan especial como el 23 de abril. Y para los que no vivís en Catalunya, podéis aplicar las ideas a cualquiera de vuestros encuentros sexuales:

- Prepárale un juego subido de tono elaborado por ti. Coge diversas tarjetas en las que cada una haya una prueba que tu pareja tendrá que superar. Si supera la prueba, le lanzarás una pista de dónde está la siguiente tarjeta y así hasta el final del juego. Por ejemplo: una prueba puede ser que se atreva a hacerte un striptease al ritmo de una música que elegirás tú. Si la supera, le podrás dar la pista de dónde está la siguiente prueba. Ejemplo: se encuetra en un lugar frío. Si acierta que es la nevera, accede a la siguiente prueba. Puedes hacer que sean unas 5 pruebas para que no se haga pesado el juego y sea divertido. ¿El premio? Puede ser por ejemplo que le hagas un increíble sexo oral o que os ducharéis juntos (si nunca lo habéis hecho y él o ella te lo pedía de vez en cuando).

- Prepara unos cuantos cócteles y diversos snacks. Tu pareja no lo tiene que ver así que véndale los ojos y dale a probar dándoselo con tu boca. Si acierta, te quitas la prenda que él o ella elija (seguirá con los ojos vendados, lo increíble es cuando le quites la venda al final del juego y te vea con poca ropa o sin). Si no acierta, le quitas la prenda a él. Así durante todo lo que le des a probar. El vendarle los ojos intensificará el resto de sentidos y se pondrá a cien.

- Apaga las luces, enciende velitas por todo el salón y por el baño (donde prepara también la bañera llenándola de agua y espuma). Haz que se desnude, se acueste en el suelo del salón (encima de una moqueta o algo cómodo) y empieza a hacerle un masaje con aceites o cremas especiales. Insiste en las zonas erógenas como el cuello, detrás de las orejas, en las ingles... Cuando ya esté casi a cien, iros al baño y entrad los dos en la bañera donde seguirás con tu masaje.

Realizando estas 3 cosas, ¿ya sabes cómo acabará la noche, verdad? ¿Preparado para pasarlo bien?

Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

17 ABR 2013

¿Los besos siguen siendo los protagonistas?

Publicado por Lucre

¿Los besos están sobrevalorados? ¿Tienen tanta importancia como teóricamente se les da para saber si te gusta alguien? ¿O no? O, por contra y hablando en la práctica y no en la teoría, ¿Somos las personas que, con el uso, les hemos quitado el valor que merecen?

¿Quien no conoce a aquella persona que tiene un amigo con el que de vez en cuando se lía pero no hay nada entre ellos? Son amigos que, cuando van con alguna copa de más y no han conocido a nadie nuevo, se lanzan sobre el otro. Al día siguiente, actúan como si nada hubiera pasado. O también encontramos el caso de personas que se lían con alguien que acaban de conocer (hasta aquí, la mayoría de las personas) pero que no les gusta o lo hacen por pasar el rato. Al día siguiente, quizá se arrepienten o quizá no, pero ha sido algo pasajero que no marcará de ninguna de las maneras su día a día.

Los besos tienen una gran importancia a la hora de elegir a la pareja: si no se besa como a uno le gusta o no se siente lo que se quiere sentir durante un beso, difícilmente saldremos con esa persona. No se trata de realizar un beso perfecto sino que ese primer beso o primeros besos sean los deseados. En ese sentido, no dudamos de su importancia pero (¿lamentablemente?) no siempre un beso implica un deseo o una atracción hacia el otro protagonista. Entonces, ¿hay personas que los da por dar? ¿por pasar un buen rato simplemente? 

Sabemos que cuando, por ejemplo, una persona nunca ha sido infiel, le cuesta más dar ese paso, manteniéndose fiel a su pareja. No obstante, cuando se pasa la línea y se cae en la tentación, a partir de ese momento ya no es tan difícil seguir siendo infiel. Al igual que cuando somos vírgenes cuesta más dar ese paso y, una vez ya dejas de serlo, no concibes una cita sin que tenga ese objetivo o ese fin: el de acabar en la cama.

Esto nos lleva a lo que preguntamos un día: ¿qué era más importante, la primera vez o el primer beso? Dijimos - y seguimos manteniéndolo - que el primer beso era más importante, suele ser más recordado y sigues reviviendo parte de lo que sentiste. Sin embargo, si eso es así, ¿cómo es que con el paso del tiempo los besos dejan de ser mágicos? Por lo mismo que al infiel ya no le cuesta serlo: por práctica, por uso. ¿Se gastaron los besos de tanto usarlos, parafraseando aquella canción popular?

Hablamos siempre en términos generales y para haceros pensar un poco en todo ello. Seguro que muchas personas siguen dando a los besos la importancia merecida. ¡A besarse!


Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

14 ABR 2013

Big Love, de HBO

Publicado por Lucre

Hoy os recomendamos Big Love, una serie producida por HBO, estrenada en el año 2006, que va sobre una familia mormona que practica la poligamia. Todo pasa en Utah, donde el protagonista, Bill, vive con sus tres esposas en casas separadas y contiguas pero, de cara al resto, 2 de sus 3 esposas son madres solteras. 

Bill y la esposa oficial, Bárbara, son miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la cual rechaza la poligamia y, aún así, ellos la practican. 


Por otra parte, si queréis tener un sexo más placentero (y no precisamente para aguantar prácticas eróticas con 3 esposas distintas), también os recomendamos el lubricante Eternal de Durex Play. Es un lubricante con base de silicona y dura tres veces más que los de base acuosa. Ideal para momentos sexuales que se alargan ya que no necesitarás reaplicarlo gracias a su mayor duración y, además, lo podrás usar tanto vaginal como anal y oralmente. 

Cambiando completamente de tema, la policía pone en marcha una campaña de sensibilización contra la trata de personas con fines de explotación sexual, siendo la mujer la víctima principal. Se trata de un delito que en España genera 5 millones de euros al día, convirtiéndose en uno de los negocios más rentables junto con el tráfico de drogas y de armas. 


Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

9 ABR 2013

¿Cuántas veces a la semana practicas sexo?

Publicado por Lucre

¿Exigir por contrato un sexo mínimo? Eso es lo que ha hecho una modelo polaca de 33 años, Joanna Krupa, que ha hecho firmar un acuerdo prematrimonial al que será su marido. En dicho acuerdo se incluye una cláusula donde él se tiene que comprometer a satisfacerla al menos tres veces por semana, debido a su gran apetito, según su marido Romain Zago.

Muchas veces hablamos de la importancia del sexo, al ser un pilar fundamental, y qué cantidad es la recomendada. Evidentemente, todo depende de cada pareja; se tiene que intentar llegar a un punto medio entre lo que tú quieres y lo que el otro quiere para que los dos quedéis satisfechos. No está de más repetir que, más que la cantidad, lo importante es la calidad de cada encuentro sexual. También tenemos que destacar que no hay que tener unos días estipulados para ello ya que se pierde la magia de la espontaneidad y la naturalidad. 

Podéis proponeros practicar sexo 3 veces por semana pero sin pactar el día exacto y, sobre todo, variando para no caer en la rutina. Nada de hacerlo siempre en la cama y con la misma postura: pon un toque de originalidad para que salten chispas. Además, puedes incluir algún juguete erótico que anime vuestros momentos más calientes. Si tu pareja no está muy abierto a incluir un juguete, siempre puedes optar por alguno menos "Invasivo" como el anillo vibrador de Durex Play o el contador Sex Counter que, aparte de estimular el clítoris, cuenta las penetraciones de cada relación sexual. ¡Una manera diferente de divertirse!

Sobre todo, adaptaros mutuamente a los gustos y necesidades de cada uno y, recuerda, "hoy por ti, mañana por mi": dale esta noche una sesión exclusiva de placer destinado sólo a él o ella (sexo oral, masajes, caricias...) ¡y espera tu sesión mañana!


Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

8 ABR 2013

Recuerdos y fantasías sexuales

Publicado por Lucre

Por nuestra vida pasan gran variedad de personas: desde las que no te dejan ningún recuerdo significativo (ni para bien ni para mal) hasta las que, por muy rápido que hayan pasado, nos han dejado una estela para memorizar esos momentos inolvidables. No siempre las personas que más marcan son las que más tiempo han estado con nosotros sino aquellas que, dada nuestra situación en ese momento, han protagonizado historias intensas que, con el tiempo, sigues recordando con cariño... y algo más. ¡Porque los recuerdos también proporcionan placer! Vale, sí, no hay que vivir del recuerdo pero imaginaros: acabáis de estar con un chico o chica, habéis tenido una sesión de sexo increíble y, cuando ya se ha ido, sigues cerrando los ojos y volviendo a sentir el mismo placer mientras recuerdas cómo te tocaba y qué sentías con cada penetración.

Y eso nos lleva también al terreno de las fantasías que se alimentan de nuestra imaginación donde mezclamos aspectos reales con situaciones imaginarias. Por ejemplo, ese chico o chica de tu oficina que te encanta pero con el que sólo has cruzado un hola o una mirada en los varios años que llevas en la empresa. Cómo se va a imaginar esa persona que, por la noche, fantaseas con él con historias como que un día empezáis a hablar y acabáis en el parking del trabajo teniendo sexo en el coche o empezáis con una historia más romántica (sí, a veces queremos argumentos más elaborados para excitarnos) pero que termina de igual manera. Y, al día siguiente, lo sigues viendo en la oficina y te viene el recuerdo de la noche anterior: un recuerdo muy real de lo que sólo fue una fantasía.

Las fantasías se pueden ir repitiendo protagonizadas por la misma persona pero muchas veces el actor o actriz va cambiando. En el caso de las chicas, depende mucho del momento en el que estemos del ciclo de ovulación: hay días que prefieres chicos más duros y con facciones más marcadas y cuadradas y hay otros momentos que los prefieres más cariñosos y sensibles. De ahí que nuestras fantasías o sueños despiertos vayan cambiado.

Para los que tengáis pareja, no tenéis que sentiros culpables si tenéis fantasías puntuales con alguien del trabajo o algún famoso/a. Las fantasías no denotan infidelidad, al igual que sentirte atraído por alguien diferente tampoco. Porque no significa que quieras estar con esa persona con la que has fantaseado o por la que te has sentido atraído. Si quisiéramos estar con todos los que nos atraen, ¡cambiaríamos semanalmente de pareja! Y es que hay otra cosa presente también muy importante que inclina la balanza: los sentimientos y el amor en general hacia nuestra pareja. ¡Con la que seguro que también fantaseas!

Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

5 ABR 2013

La pansexualidad

Publicado por Lucre

Hoy hablaremos de un concepto que quizá muchas personas desconozcan. Cuando una persona se siente atraída por otra de manera romántica o sexual, independientemente del sexo de esta última, se define como pansexual. Es decir, donde la orientación sexual no va encaminada hacia un sexo en concreto sino que el género de la otra persona carece de importancia a la hora de desearla. ¿Cuándo podemos considerar a una persona pansexual? Cuando se siente atraído por cualquier persona de cualquier sexo.

¿Qué le diferencia de la bisexualidad? La bisexualidad implica atracción tanto por hombres como mujeres pero los pansexuales no le dan importancia a las categorías hombres/mujeres (incluyendo en ellas a transexuales, por ejemplo o a personas intersexuales).

Buscando en Youtube podemos encontrar gran variedad de vídeos al respecto, sobre todo, de personas que se consideran pansexuales. El que destacamos aquí va sobre la pansexualidad en los bonobos, los cuales no tienen supuestamente una orientación exclusiva (recordemos que es una especie que canaliza la violencia con el sexo) y que podemos extrapolar - salvando las distancias - a la especie humana.



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

31 MAR 2013

Renueva tu relación sexual

Publicado por Lucre

¿Tus encuentros sexuales ya no son tan apasionados como antes? En la revista Cosmopolitan de este mes de abril que empieza ya nos dan unas claves para sentir de nuevo esa conexión romántica del principio de la relación:

  • Fomenta la intimidad dentro de la relación para recuperar vuestro potencial erótico
  • Promueve encuentros eróticos sin metas, sólo por placer de disfrutar
  • Esfuérzate por ser capaz de expresar lo que deseas, abierta y sinceramente. Eso le dará a tu chico la capacidad de hacerlo también
  • Experimentad con nuevos escenarios de encuentro: temporales y espaciales, nuevos juegos, compartir fantasías, introducir materiales eróticos en vuestros encuentros... Cultivad un jardín erótico común.
  • Incluye en tu día a día la seducción afectiva y efectiva: al fin y al cabo lo único cierto es que os elegís cada día para estar el uno con el otro
  • Inspiraros y ayudaos el uno al otro a recuperar la pasión en la cama sin caer en los roles tradicionales del porno, sino como de verdad os gusta a vosotros

En las películas porno no hay romanticismo y, si bien dan morbo y verlas tiene su parte positiva, no podéis extrapolar siempre lo que veis en ella a vuestras relaciones sexuales. A veces os apetecerán encuentros más fuertes y sexuales y otras veces, en cambio, querréis que haya más preliminares, más besos y abrazos para que el sexo se convierta en "hacer el amor".

¡Sorprenderos mutuamente y revivir la pasión inicial!


Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

24 MAR 2013

El encuentro... sexual

Publicado por Lucre

Él parecía un chico conflictivo: lleno de tatuajes, brazos increíbles y una cara con rasgos duros. Ana se tropezó con él cuando salía del trabajo, una situación entre surrealista y cómica.

Acababa de llover y el suelo estaba mojado; ella al salir de la oficina, se resbaló y casi cayó pero pudo mantener el equilibrio, menos su bolso, que había quedado en el suelo. Se agachó a recogerlo y al levantarse hizo un movimiento extraño que la persona que en ese momento pasaba por su lado no esperaba y chocaron, volviendo a caer su bolso. El chico se disculpó - a la vez que ella también le pedía perdón - y le recogió el bolso del suelo. Javier - así se llamaba - le preguntó de manera divertida qué llevaba ahí dentro que hacía que el bolso pesara tanto. De ahí, surgió una conversación y al cabo de 20 minutos de estar hablando en la calle, decidieron ir a un bar a seguir con la charla mientras tomaban una cerveza.

Al final no bebieron cerveza pero sí unos excelentes cócteles que achisparon a ambos e hizo que el ambiente se empezara a calentar más pronto. Mietras hablaban y bebían, se iban acercando más hasta que el le puso la mano en el muslo, acariciándola. Algo había visto en la actitud de ella (¿miradas intensas? ¿lamerse los labios mientras lo miraba?) para dar ese atrevido paso que Ana se tomó como una invitación a coger la mano que Javier había puesto en su muslo y meterse uno de los dedos en la boca. Él había sido atrevido pero ella ahora le había superado. "¿Cuál sería el siguiente paso?" Se preguntó Ana mientras seguía lamiendo y metiéndose el dedo en la boca. Javier acercó su cara al cuello de ella pasando sus labios mojados y su lengua hasta llegar a su oreja donde le susurró "ven conmigo, te quiero en mi cama". Ella sonrió y le dijo que sí mientras se daban el primer beso en la boca.

Justo él vivía en esa misma calle, mientras se dirigían a su casa, ella tuvo un pequeño momento de lucidez en el que se dijo a sí misma que quizá no era buena idea ir a casa de un desconocido... pero sólo quizá. Sus pies y su instinto sexual le llevaban hasta la casa de ese desconocido.

Una vez en la casa de Javier, para reavivar los impulsos sexuales, empezaron por besarse en la boca, en el cuello... Resultaba que el punto débil de él era ese, el cuello, y si lo tocabas se le activaba su furor interior. Así que cuando Ana le lamió esa zona, él la cogió con fuerza y la acostó en el sofá poniéndose encima de ella. Ana ya se había quitado el abrigo y el jersey, quedándose en camiseta de tirantes, así que era sólo esa pieza de ropa la que separaba a Javier de ella. Él se la quitó y le desabrochó el sujetador. Cogió con sus manos los dos pechos de Ana y con su boca empezó a mordisquear sus pezones, haciendo que ella arqueara su cuerpo como un reflejo frente al placer. La cogió en brazos y, en lugar de llevarla a la cama como le había prometido en el bar, la puso en el suelo, que estaba cubierto con una moqueta. Se quitaron mutuamente la ropa, prepararon el preservativo, hasta que ya no había nada que impidiera que Javier metiera su pene dentro de Ana. Los dos estaban tan calientes que lo único que querían, propio de un instinto animal y reproductivo, era eso. Javier le dijo que se girara y se pusiera a cuatro patas para penetrarla, ella se giró mientras de reojo apreciaba los tatuajes de él; nunca le habían gustado los tatuajes pero en esa situación incluso le ponía más caliente aún. Él la cogió por la cintura y la penetró fuertemente, llenando a los dos de un placer intenso. Mientras la embestía, le acariciaba el clítoris y los gemidos de Ana cada vez eran más fuertes. Javier se movía cada vez más rápido, entrando y saliendo de ella, hasta que eyaculó y sólo quedaron los jadeos de los dos, exhaustos.

Se acostaron uno al lado del otro en la moqueta y, como si de telepatía se tratara, empezaron a reír los dos por lo mismo: cómo tropezarse con alguien en la calle pudo haber desencadenado esta inesperada situación.

Al rato se despidieron con la promesa de verse más veces, aprovechando la cercanía del trabajo de ella con la casa de él. Quedaran más veces o no, cada uno ya formaba parte de los recuerdos increíbles y excitantes del otro. Y es que hay personas que, pese a pasar rápido por nuestras vidas, nos marcan más que otras.

Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

Carrito de Compra
0 productos 
0 Puntos 
TOTAL: 0€ 


Condonia.com tiene una valoración media de 8.41 sobre 10 según 505 valoraciones y opiniones. Preservativos siempre contigo
  Condonia.com - Grupo Tiendas Eróticas - Afiliados y Webmasters - Condonia, S.L. 2018 © Todos los derechos reservados