Excelente
Opiniones de Clientes
9,9/10
El servicio fue bueno
Cerrar
¡Quédate en nuestra tienda
durante los próximos 7 minutos,
y te daremos un obsequio muy especial!
h
Sólo válido para hoy.
   Reuniones Tapersex   |   Empresas y Mayoristas   |   Personalizaciones   |   Afiliados   |   Trabajar    
Atención Telefónica
WhatsApp
 | 
Inicio » Artículos » Todos los Artículos Publicados

Blog de Condonia.com



Encuentra todas las Noticias publicadas en Condonia.com de forma periódica y ordenadas de forma cronológica.


Si dispones de página web puedes enlazarnos desde el  RSS de Condonia.com.


2 ABR 2010

Dogging

Publicado por Lucre

¿Habéis oído hablar del dogging? ¿No? pues ahora explicaremos un poco esta nueva modalidad de practicar sexo.

Sí, viene de la palabra perro en inglés (dog) pero no se trata de realizar la postura del perrito. El dogging es la práctica de sexo con desconocidos en lugares como parques, coches, baños de una estación, vestuarios de tiendas… Es decir, lugares públicos. A alguno tal vez le suene más el término cruising pero este hace referencia sólo al ambiente gay.

¿Por qué se conoce como dogging?  Tiene su origen en el Reino Unido, en la década de los 70, y  el término viene porque había hombres que salían con la excusa de pasear al perro y se ponían a espiar a las parejas que tenían sexo en público.  Sin embargo, otra versión (y que a mi me gusta más) es que se refiere a practicar sexo al aire libre, como los perros.  En España también se conoce como cancaneo.

El dogging se practica en casi todas las ciudades de España. En Madrid suelen ir a La Casa de Campo; en Barcelona a Montjuïc, y en Valencia a la playa El Saler. Son ejemplos de lugares donde es común practicar esta modalidad aunque hay muchos más.  ¿Y quiénes la practican? Personas de 18 a 60 años, ya estén casados, con pareja o solteros. Pueden haber duos, tríos o quedadas en grupos más grandes. Lo que no cabe duda es que a todos les une una característica: ser exhibicionistas (aunque no delante de niños ni nada por el estilo) a los que les encanta practicar sexo delante de voyeurs. Es más, los voyeurs pueden unirse.  Y si eres un mirón, ¿cómo saber si puedes unirte? Según el número 39 del mes de Abril de la revista Sexologies, hay un código dogger que sería el siguiente:

  • Si observas un coche con las luces exteriores que se encienden y se apagan, estás ante un coche de doggers.
  • Si la luz interior del coche está encendida, los doggers indican que desean ser espiados.
  • Si la ventanilla está entreabierta: se puede mirar, acercarse, e incluso tocar.
  • Si la puerta del coche está abierta: estás de suerte, te están invitando a participar.

La revista Sexologies también nos explica cómo quedan las personas que practican el dogging. Evidentemente, Internet facilita  la planificación. Se suelen buscar citas a través de páginas de clasificados. También se ponen anuncios en foros para llevar el dogging más allá, no sólo al aire libre, sino en casas privadas, restaurantes, sex-shops (mmmm… ésta me llama la atención…), hoteles o locales. Es más, para facilitar aún más el camino, hay webs dedicadas a organizar quedadas dogging

Una nueva (aunque “vieja”) modalidad de practicar sexo con gente desconocida, con la que tal vez ni te has cruzado un simple “Hola”. ¿A tener en cuenta? Usar preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual.  ¿El lema? Disfrutar del morbo.



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

1 ABR 2010

Semana Santa SenXsual

Publicado por Lucre

Empiezan las mini vacaciones de semana santa y, por tanto, el tiempo libre. Lo que significa que vamos a pasar más tiempo con los nuestros: familia, amigos, rollos, pareja…

No hace falta recordar que los días libres de obligaciones laborales como estos, son los ideales para escapar de la rutina e innovar en el sexo. No hay excusa que valga. Si hay tiempo, hay sexo y si hay sexo, hay placer.

Así que manos a la obra, ya sea en vuestro piso, en un hotel, de camping o en casa de vuestros padres. Disfrutad el uno del otro, excitaros, daros placer, tocaros por todo el cuerpo, acariciaros y estimularos los genitales, fantasear e imaginar situaciones provocativas e incitantes. Todo vale, eso sí, todo lo que los dos queráis que valga. Y, sobre todo, desearos. Miraros y pensar: ¡mmmm, es que te comería!

 Nada de “hoy no que estoy cansado”,  no sirve el dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. Lo podemos practicar de muchas maneras y en muchas posturas distintas pero, sobre todo, sin prisas, tenéis todo el tiempo del mundo así que, como dice la canción… slow. Esta vez toca hacerlo lentamente, sin mirar el reloj y gozando de cada segundo del sexo con vuestra pareja. Sin prisas, pero sin pausas ;-).

 



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

31 MAR 2010

Ese dorado objeto de deseo...

Publicado por Lucre

Cuando éramos pequeños, uno de nuestros mayores temores era hacernos pis en la cama.  Hacíamos lo posible para parecer grandes e ir al baño solitos cuando nos apremiaba la vejiga.  Pero, al llegar la noche, todo se complicaba porque… ¿Cómo íbamos a aguantarnos las ganas o a darnos cuenta de que teníamos pis si estábamos durmiendo y soñando? Era un horror levantarse mojado por la mañana y nos daba vergüenza decírselo a nuestros padres.  Porque eso significaba que aún no éramos mayores.

Ahora, que somos mayores, han cambiado varias percepciones. La primera y principal, que a la cama no se va sólo a dormir y a soñar y, la segunda, que mearse en la cama no tiene el porqué ser un trauma… puede ser un momento de diversión si dos quieren. Estamos hablando de la lluvia dorada y sus variantes.

La lluvia dorada forma parte de las fantasías escatológicas. Se puede poner a prueba siempre y cuando lo hagas con alguien que de verdad quiera hacerlo y no se sienta forzado ni forzada. Más de una recordará aquel capítulo de Sexo en Nueva York (el segundo capítulo de la tercera temporada, Políticamente erecto) en el que Carrie tiene un novio político que le pide practicar la lluvia dorada en la bañera y ella no le dice que no pero no quiere hacerlo. Evita ducharse con él por ello y, también, niega tener pis por si él, en ese momento, se lo pide. Cosas así son las que no hay que hacer. Si no se quiere, no se quiere. ¡Y se dice! 

Normalmente, quien lo realiza, lo hace en la bañera porque así no lo pone todo perdido y no hay que limpiar luego. También porque es más higiénico para el cuerpo ya que lo enjabonas inmediatamente. Sin embargo, muchos querrían atreverse a hacerlo en la cama por el morbo que produce. Pero no se atreven. ¿Y por qué? Frecuentemente, porque se moja la cama y luego hay que limpiar sábanas y, además, el líquido dorado puede afectar al colchón. Tampoco poner toallas es una gran solución porque te puede cortar la excitación y eso es lo último que quieres en ese momento. ¿La solución? Sábanas especiales para ello. ¿Qué no sabías que había? ¡Claro! Hay sábanas de vinilo o de látex creadas para este tipo de juegos. Son lavables, de diversos colores, son higiénicas y se pueden meter en la lavadora y salen como nuevas. También se pueden usar en otras situaciones como cuando jugamos con comida en la cama. 

Llegados a este punto, lo mejor que podemos hacer es gozar del momento y sumergirnos en un mundo líquido. Puedes ser la persona activa o tal vez en tu fantasía te ves como receptora o receptor del preciado oro.  Es una forma de jugar con tu pareja y de compartir fantasías perversas… Si os atrevéis y siempre habíais querido, ¡disfrutad!



Puntuación: 5 de 5 (Excelente!!)
Puntuación: 5 de 5 (Excelente!!)            

30 MAR 2010

Hacerlo... en el agua

Publicado por Lucre

Ayer hablamos de hacer del lunes el mejor día, dándonos un baño sexual. Hoy hablamos de agua también pero por otro motivo. Nos centraremos en hacerlo… en el agua.

Es una de las mayores fantasías: hacerlo en una piscina, en una playa, en la ducha, en la bañera y hasta nos atrevemos a decir que bajo la lluvia en un caluroso día de agosto.

Más de uno nos hemos imaginado con nuestra pareja en una playa, tomando el sol, viendo nuestros cuerpos casi desnudos, intuyendo los pezones y las formas, acariciándonos… claro, no somos de piedra y, aunque haya gente alrededor, nos ponemos a cien pensando en lo que le haríamos si estuvierais solos. Pero… ¿Y por qué no hacerlo? ¿Por qué no poner en práctica todo aquello que os pasa por la mente en ese momento? Y es en ese preciso instante, donde comienza la fantasía… Os susurráis al oído mensajes calientes, os levantáis de la toalla y decís las palabras mágicas: ¿Vamos a tomar un baño para refrescarnos? Evidentemente, contestas que sí.

Os dirigís al agua, y empezáis con juegos previos e inocentes: te salpico, ahora me salpicas tú, risitas, jugar a ahogaros mutuamente… y de ahí a los besos. Primero piquitos, luego poniendo en práctica vuestras artes con la lengua, pasándola también por el cuello y acompañando los besos con movimientos manuales… La mano en el pecho, en el abdomen, en los genitales…  Os vais un poco más hacia el fondo para que nadie os vea y que el agua os cubra hasta la cintura. En ese momento, te pones abrazando su cuerpo con tus piernas (al estar en el agua, está postura se puede mantener porque no pesamos) y moviéndote en sincronía con él para que su miembro vaya entrando dentro de ti.

Ahora podemos parar y cortaros un poco la excitación pero hemos de nombrar varias cosas. La primera, que hay que tener cuidado porque luego puede escocer al entrar agua salada. Y la segunda, en mojado el uso del preservativo no es que sea muy seguro ya que el agua elimina la lubricación del preservativo y este puede romperse. Así que aconsejamos, a los que tienen pareja estable, que si usan otros métodos anticonceptivos, mejor aún.

¿Por dónde íbamos? Ah, sí, nos habíamos quedado ya en la parte final. En la parte en que él ya está dentro de ti y os movéis lentamente sintiendo un inmenso placer…

A veces me pregunto cómo puedo estar escribiendo esto, excitarme y, después, encarar el día sin ponerlo en práctica…



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

29 MAR 2010

Lunes sexual

Publicado por Lucre

Ayer  decíamos que los domingos suelen ser un día de relax y tranquilidad… ¿qué decir de los lunes? El día más odiado por muchos porque significa dejar atrás un fin de semana sin trabajo y empezar el primer día de una semana que se nos hará, como siempre, eterna.

Pero, chicos y chicas, no tiene porqué ser así. Podemos hacer del lunes un día especial y para nada diabólico. ¿Cómo? Se nos ocurren algunas ideas pero nos centraremos en una: un baño. No un baño cualquiera, sino un baño sexual.

¿Qué los lunes no están hechos para el sexo? ¡Que a nadie se le ocurra pensar eso! Puede ser el mejor día para dedicar un tiempo a tu pareja y acabar con buen humor un día tan duro (ejem) como hoy.

Podéis llenar la bañera con agua templada, y decimos bañera porque habrá un alto porcentaje que tenga bañera y no jacuzzi, pero bueno, que si tenéis jacuzzi,  ya nos estáis invitando. Luego, meteros dentro habiendo previamente elegido los “juguetes” que usaréis para vuestra estancia mojada. Mejor así que no tener que salir, una vez dentro, a buscar algo.

Podéis usar vibradores resistentes al agua, velitas para crear una luz sensual, esponja en forma de corazón o de fresita vibradora, gel para el cuerpo que sea afrodisíaco, un bol con nata y fresas, un patito vibrador, etc. Todo un conjunto de cosas que os pueden hacer pasar  unos momentos geniales. Claro está que también podéis estar tú, él y el agua simplemente pero desde aquí os damos ideas por si queréis innovar.

Dedicaros mutuamente caricias y masajes por todo el cuerpo. Podéis masajear partes más neutrales como la cabeza o la espalda o más eróticas como el pecho (los pezones…) o estimular el clítoris debajo del agua… El baño puede acabar con penetración o sin ella. Lo que es seguro es que después iréis a dormir relajados y el lunes se habrá convertido en el mejor día de la semana.

¿Os cuento un secreto? Todo esto lo he pensado en la bañera…



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

28 MAR 2010

Justify my love

Publicado por Lucre

Domingo. Día de relax y de tranquilidad. ¿Y qué mejor que pasarlo escuchando buena música? ¿Y si va acompañada de imágenes? Mejor que mejor. Hoy os ofrecemos un videoclip muy sexual perteneciente a la canción Justify My Love (Justificar mi amor).

¿Qué de quién es está canción? Pues no podría ser de otra: de Madonna. La canción causó polémica en su momento (salió en el disco The Immaculate Collection, en el año 1990) por su videoclip que fue calificado como sexualmente explícito y censurado por cadenas como la MTV.

03—Justify My Love from Tres Zapotes on Vimeo.



La canción está escrita por Lenny Kravitz, Ingrid Chávez y Madonna y la letra de la misma hizo que fuera el primer sencillo de la cantante en llevar el aviso de “Parental Advisory”. El videoclip, que os dejamos aquí para animaros el domingo y que lo paséis en la cama, fue dirigido por Jean-Baptiste Mondino y  producido por Philippe Dupuis-Mendel.


No esperéis encontrar la típica canción de Madonna. Casi todo el videoclip se basa en suspiros y gemidos…  y en imágenes de alto voltaje. Viéndolo seguro que os vuela la imaginación y os transportáis a un clima de placer y de sexo… y si es real, mejor aún.



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

27 MAR 2010

¿Realmente el tamaño importa?

Publicado por Lucre

La cosa hoy va de tamaños… ¿El tamaño importa? Muchos se empeñan en decir que no – algunos de ellos por quedar bien – y otros insisten que sí y que el pene (sí, estamos hablando del pene) es una seña de identidad. Ahora bien, cuando decimos que el tamaño no importa o que el tamaño sí importa, ¿a qué nos referimos? ¿A la longitud? ¿O al diámetro?

Normalmente,  hacemos referencia a la longitud pero, pese a lo que muchos opinen, esta medida no importa. La que tiene más importancia es la referente al diámetro. Y yendo más allá, lo  que de verdad influye en una sesión de sexo es saber usar el pene. ¿Por qué? Porque la vagina se adapta a cualquier tamaño (tampoco vamos a ser mentirosos: si es muy pequeña, casi ni se nota dentro) y el mayor placer se produce en la entrada de la misma. Por tanto, y salvo excepciones, lo más relevante es saber cómo moverlo y conocerlo como a uno mismo.

Para diferentes tamaños, existen diferentes preservativos. Sí, aunque algunos lo desconocíais, los preservativos también tienen talla, van de una XS a una XL (o más…) pasando por la talla estándar. Esta es diferente dependiendo del país, por tanto, lo que aquí puede considerarse pequeño, en otros sitios puede ser grande.

Según la wikipedia – y  ésta, a su vez, según Info-Pene.com – estos serían los tamaños promedios de los penes erectos dependiendo de la zona:

  • Orientales: 10 a 14 cm de largo y 3 cm de diámetro.
  • Caucásicos (es decir, nosotros): 14 a 15,2 cm de largo y 3,8 cm de diámetro.
  • Africanos y afroamericanos: 16 a 20 cm de largo y 5 cm de diámetro.


Y, según SizeSurvey.com, las medidas serían las siguientes:

  • Orientales: 14 cm de longitud
  • Hispanos (latinoamericanos): 15 cm de longitud
  • Caucásicos: 16,5 de longitud
  • Africanos (afroamericanos): 15,5 cm de longitud

Importe o no importe el tamaño, lo relevante es estar a gusto consigo mismo y saber hacer buen uso del pene. Mientras tú y tu pareja disfrutéis, todo lo demás es irrelevante.
 



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

26 MAR 2010

¿Inocentes o pícaros?

Publicado por Lucre

El otro día me puse a pensar en lo poco que nos conformábamos antes.

Cuando teníamos nuestra primera relación, las primeras semanas, con sólo verle o verla éramos felices. Sólo necesitábamos el tacto de su piel. Después, pasábamos a los besos y podíamos estar besándonos horas y horas como si no hubiera nada más que hacer en el mundo y como si necesitáramos los besos para respirar.

Con el tiempo, nos empezamos a atrever a meter un poco la mano por debajo de los pantalones, a realizar sexo oral y, finalmente, más adelante, damos el gran paso y nos fundimos con el otro sintiéndolo dentro.

Todas estas etapas, solían estar muy escalonadas en el tiempo ya que la penetración no era uno de los objetivos. El objetivo era estar con él o con ella.

Con la edad, y con el hecho de dejar de ser virgen (una vez lo pruebas, es más fácil volverlo a probar) todo eso va cambiando. Todas esas etapas se entremezclan en el tiempo y, muchas veces, todas pasan en un lapso de tiempo menor a un día.

Ahora ya no somos tan inocentes y ya no tenemos tanta paciencia. Cuando conocemos a alguien que nos atrae sexualmente no esperamos ni meses ni semanas (me atrevería a decir que ni días) para practicar sexo con él. Si, por ejemplo, estamos en una discoteca y conocemos a alguien que cumpla los requisitos que queramos para pasar un buen rato, salimos con él de la disco dirigiéndonos a algún lugar donde poder calmar nuestro deseo de ser penetrado o de penetrar. No concebimos la idea de conocer a un chico o una chica y estar quedando de vez en cuando con él o ella y no besarnos ni pasar a algo más. Es más, llega un punto que, si aún no ha pasado nada pese a quedar constantemente, nos deja de atraer esa persona y es más fácil que pase a ser amigo que a ser rollo o potencial pareja.

¿Qué es mejor? ¿Como actuábamos cuando no teníamos casi experiencia o como actuamos ahora? Nada de mejor ni peor, es diferente. Son diferentes formas de actuar que se adaptan a cada circunstancia y edad. Y es un hecho que nos hace pensar en cómo hemos cambiado y en lo poco que nos conformábamos… Haz la prueba y con tu pareja, por ejemplo, prueba a estar horas besándote sin que haya tocamientos internos y mucho menos penetración. ¡A ver si aguantáis!



Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)
Puntuación: 4 de 5 (¡Muy Bueno!)            

Carrito de Compra
0 productos 
0 Puntos 
TOTAL: 0€ 


Marcas
Ir a

« Ver todas las Marcas »
¡Recomiéndanos!
¡Recomienda Condonia.com a un amigo!

Condonia.com tiene una valoración media de 8.55 sobre 10 según 719 valoraciones y opiniones. Preservativos siempre contigo
  Condonia.com - Grupo Tiendas Eróticas - Condonia, S.L. 2021 © Todos los derechos reservados